martes, 17 de junio de 2008

Indice de Viscosidad

El valor que determina la correlación existente entre la viscosidad de un aceite lubricante y la temperatura, es el Índice de Viscosidad (IV). De modo práctico, pudiéramos entender al índice de viscosidad como un número que refleja cuánto podrá variar la viscosidad del lubricante ante los cambios de temperatura, correspondiendo los mayores valores a aquellos aceites que presentan menor variación.

Este indicador, se obtiene a través de un ensayo de laboratorio, en la cual se contrastran los valores de dos aceites patrones (*) versus el lubricante que deseamos evaluar. Sin entrar en mayores consideraciones matemáticas, el número final se obtiene luego de ser aplicada la siguiente fórmula:

No debemos confundir, ni mal interpretar este importante valor con los datos correspondietes a la viscosidad del lubricante, ya que según hemos visto, son cosas distintas. En motores y otros sistemas donde las oscilaciones de temperaturas son muy significativas, el uso de aceites lubricantes con altos ínidices de viscosidad es altamente necesario. Inclusive, para atenuar o contrarrestar las pérdidas de viscosidad por efecto del aumento de temperatura, son utilizados productos o aditivos añadidos, que están basados en moléculas poliméricas sensibles. Como ejemplo de estas adiciones o productos terminados están en lubricantes multigrados para motores; aceites para engranajes; fluidos para sistémas hidráulicos; líquidos de transmisión automática; aceites para transferencia de calor; grasas; etc. Un caso práctico muy ilustrativo que permite entender como afecta el Indice de Viscosidad lo pueden ver en el link que encontré: http://www.widman.biz/Seleccion/Indice_Viscosidad/indice_viscosidad.html Conclusión: Cuando se requieran utilizar lubricantes cuyas viscosidades deban permanecer constantes ante los cambios de temperatura, es importante considerar su Indice de viscosidad y escoger aquellos que tengan mayores valores. Los aceites comerciales convencionales para el sector industrial tienen un IV alrededor de 90~95 y aquellos de mayor perfomance superan los 145~160. Los productos sintéticos generalemente presentan buenos IV. En aplicaciones de motores, por la naturaleza de este sistema, los índices manejados soy muy altos y siempre se desearan aquellos aceites con las cifras más altas posibles (170~200). En aeronaves, recuerdo haber visto productos con IV sobre los 370. En sistemas de refrigeración, donde las variaciones de temperaturas es el centro del sistema, el valor del IV del aceite es crítico; y normalmente son muy altos. ------ (*) Un aceite paráfinico que se asigna con IV=100 (Pensilvania) y otro nafténico con IV=0 (Gulf Coast).

1 comentario:

kice dijo...

Un blog mediocre... ¿dónde está la fórmula?